Plagiar como performance / Plagiarizing as Performance

He conocido a los plagiadores más cínicos, lo confieso. Todos ellos tienen un aspecto en común, y es su personalidad. Todos se piensan particularmente destacados en su área y están convencidos que el resto de los humanos (o de los académicos) estamos para servirles. Recuerdo como si fuera hace unas horas las palabras de un autonombrado sociólogo: Jesús "Chucho" Galindo.

¿De quién son las erratas? O: por qué los historiadores usamos el "[sic]"

En una reunión de trabajo en que intercambiábamos textos que habrían de publicarse en una obra colectiva, varios reaccionamos a la cita de una colega: entrecomillaba una oración en francés y, una de las palabras, estaba mal escrita. Al día siguiente la historiadora mostró cómo no se había equivocado porque el original estaba escrito de esa manera.

El estilo de la American Psychological Association (APA)

Conectado con el plagio está, en las ciencias sociales, el uso constante del estilo APA. ¿En qué consiste y por qué ha resultado tan popular en México? Pues bien. Se relaciona con la manera desordenada de muchos científicos sociales. Uno de ellos puede recoger un libro, ojearlo por encima y decidir que tiene cosas que le interesan y picar aquí y allá y solamente citar el título del autor y, cuando mucho, el año de publicación.

Sobre plagios y plagiadores

Quien plagia roba y engaña. Recientemente un tinterillo dijo a un colega: "ustedes lo único que hacen es opinar. Cuando alguien piensa como ustedes aseguran que los está plagiando". Hmmm... puede ser. Pero la verdad es más complicada que eso: tan complicada que escapa al entendimiento del tinterillo.

Segundo dictamen a mi artículo "La aversión personal como derrotero diplomático: Woodrow Wilson contra Victoriano Huerta"

Este es el segundo dictamen que recibió mi artículo “La aversión personal como derrotero diplomático: Woodrow Wilson contra Victoriano Huerta”. A diferencia del primero y del tercero (que se encuentran ya en línea), este autor estadounidense pensó que mi artículo era "publicable", siempre que siguiera sus recomendaciones. Leyó deprisa mi artículo y, más rápido aún lo escribió, sin pedir a alguien que revisara su español. Me es insultante que no se haya preocupado por escribir en buen castellano. No escribí mi ensayo así y esperaba un dictamen razonado. Pero esto no ocurre cuando alguien como yo, escribe en contra de la historia oficial (o carrancista) de México.

Las palabras entre corchetes son mías. Los "[sic]" son para llamar la atención a mis lectores sobre la sintaxis o la forma de escribir el dictaminador.

Páginas

Subscribe to Servando Ortoll RSS

Todos los derechos reservados © 2019 - Servando Ortoll | Contacto